Sobre Pau
Pau Garcia-Mila es un empresario y comunicador nacido en Barcelona en 1987. Fundó su primera empresa a los 17 años, que fue posteriormente adquirida por Telefónica. Ha sido nombrado Innovador del Año en 2011 por la publicación del MIT TR-35, y es ganador del premio FPdGI Príncipe de Girona Empresa 2010.

Hoy en día, Pau coordina su trabajo en su última empresa, IdeaFoster, con la docencia en ESADE (donde es profesor del Master en Digital Business), y en IMD, donde es miembro externo del equipo investigador del centro de investigación VC2020.

25 Jul 2014

#AlFinDelMundo – DÍA 3

El tercer día de viaje nos permitió empezar a disfrutar del viaje, pasando ya las dudas de si lo conseguiríamos: Esto lo vamos a hacer!!. El día se compuso de dos etapas  (Zaragoza-Tudela y Tudela-Logroño), donde nos encontramos muchas sorpresas. Por ejemplo, al llegar a Tudela empezamos a buscar algún buen samaritano que nos dejara cargar el coche. El problema era más bien que no había… nadie. Las calles vacías. Zombieland. El día de mañana. Bolas del desierto cruzando las calles.

Después de un rato de buscar, un señor ya entrado en sus noventa nos dijo que justo ayer acababan de empezar las fiestas y que en esa hora el pueblo todavía dormía. También nos dijo que él nos dejaría cargar encantado pero que vivía en un sexto piso. Así que desistimos intentarlo. Afortunadamente, unos metros más adelante vimos a un chico joven, con un pañuelo rojo y una cara de venir de fiesta que no engañaba a nadie. Bajé la ventanilla, grité un “perdone” y al girarse lo primero que dijo fue un “¡hostia!” gritando. “Ya sé quién sois, y lo que estáis haciendo. Vais a Finisterre, y es brutal que estéis en mi pueblo!!”. Y así, sin más, Adrián cambió su plan de irse a dormir unas veintidós horas para ayudarnos a encontrar un sitio donde cargar. Y no solo lo pudimos cargar entero, si no que nos llevamos unos pañuelos típicos de las fiestas de Tudela, y un vinito que tendrá que esperar a que la aventura acabe.

El día acabó en Logroño, donde una tormenta nos acompañó toda la noche, y ya destrozado, cambié una noche de tapas por… una pizza en la habitación. Eso sí, me supo a gloria. Y a dormir, que el cuarto día prometía sorpresas.

Más artículos sobre el viaje #AlFinDelMundo :

Leer resumen del DÍA 1.
Leer resumen del DÍA 2.
Leer resumen del DÍA 3.
Leer resumen del DÍA 4.
Leer resumen del DÍA 5.
Leer resumen del DÍA 6.
Leer resumen del DÍA 7.
Leer resumen del DÍA 8.
Leer resumen del DÍA 9.
Leer resumen del DÍA 10.
Leer resumen del DÍA 11.
Leer resumen del DÍA 12.
Leer resumen del DÍA 13.
Leer resumen de la llegada

¿Te gustó esta entrada?
Compártela