Sobre Pau
Pau Garcia-Mila es un emprendedor en serie y comunicador nacido en Barcelona en 1987. Fundó su primera empresa a los 17 años, que fue posteriormente adquirida por Telefónica. Ha sido nombrado Innovador del Año en 2011 por la publicación del MIT TR-35, y es ganador del premio FPdGI Princesa de Girona.

Pau es también fundador de Ideafoster, consultora especializada en innovación disruptiva que en 2018 fue adquirida por Canvia (empresa del grupo Advent International), y de Founderz, la escuela online de emprendimiento.

En paralelo, habla en conferencias sobre Innovación, Éxito y Fracaso y da clase en ESADE (donde es parte del equipo del Master en Digital Business).

¿Qué es el ROA de una empresa y qué información nos aporta?

qué es el roa de una empresa

Toda empresa necesita hacer uso de diferentes métricas e indicadores para determinar su desempeño. No importa si se trata de una organización pequeña o grande, ya que es fundamental saber cómo medir su rentabilidad para mejorar el negocio.

Entre estos indicadores se encuentra el ROA, y si lo has escuchado nombrar anteriormente probablemente te preguntes de qué se trata y por qué es relevante.

Definición del ROA

El ROA parte de sus siglas en inglés “Return on Assets” que significa “Retorno sobre Activos”.  No confundir con el ROI (Return on Investments), que, aunque parecen muy similares no son lo mismo.

Este indicador ROA se utiliza para medir la rentabilidad de la empresa, ya que se obtiene al calcular la relación en un determinado período entre el beneficio obtenido y los activos totales.

De forma más sencilla, el ROA se utiliza para medir la capacidad que tienen los activos de una organización para generar rentabilidad por sí mismos.

Con este indicador, la empresa puede determinar de una forma precisa cuánto es el beneficio que obtiene por cada euro que vende. Para que se pueda considerar rentable el valor del ROA debe superar el 5%.

¿Cómo se calcula el ROA?

Para obtener el valor de este indicador, primero se deben calcular los dos parámetros que se relacionan:

Una vez se tienen estos dos valores, se procede a dividir el beneficio obtenido entre los activos totales, y así se obtiene el ROA.

Si una empresa quiere obtener un mejor valor para su ROA, necesita ponerle atención a sus actividades. Debe procurar obtener un mayor beneficio por el mismo nivel de ventas, así como también procurar una mayor rotación de activos con un mayor porcentaje de ventas.

¿Por qué el ROA es un indicador fundamental para una empresa?

Una empresa que quiere seguir creciendo y obtener mayores ingresos a medida que progresa necesita medir sus actividades y rentabilidad, para así determinar si vale la pena seguir trabajando de la misma manera, o si necesita hacer un cambio de su estrategia.

El ROA aporta información de alto valor tanto para los líderes de la empresa como para los inversores. Es necesario saber la rentabilidad que nos aporta cada euro o dólar invertido, porque así podemos ver el desempeño que tiene la empresa con sus activos.

Con este cálculo, se puede determinar si la empresa está teniendo una alta rentabilidad, o si por el contrario, necesita poner en práctica otras estrategias que le permitan aumentar sus beneficios.

¿Qué hacer con la información del ROA?

Si una empresa quiere ser valorada de forma positiva, necesita prestar atención a sus números de rentabilidad, ya que esto atraerá mayores inversores y les permitirá obtener mejores ganancias.

Con el ROA, la empresa puede determinar qué hacer con los activos que posee, y si determina que el beneficio obtenido para un periodo en específico no le está funcionando o debería ser mayor, entonces tiene que tomar medidas para mejorar.

De manera que con la información obtenida por el ROA, puedes optar por diferentes alternativas para mejorar tu rentabilidad, como por ejemplo subir los precios de tus productos para incrementar el margen de beneficios o incrementar la rotación de activos.

Sin embargo, no debes tomar estas decisiones a la ligera, ya que necesitas analizar muy bien tus ventas y tu público para saber qué medidas serán bien recibidas por ellos.

Los inversores y el ROA

Si quieres atraer inversores para tu empresa, necesitas tener una alta rentabilidad. Es obvio que nadie te va a dar su dinero sin esperar recibir un excelente resultado por él.

Los inversores por lo general utilizan el ROA para hacer comparaciones entre diferentes compañías que pertenezcan al mismo sector. Por este motivo, si ofreces un ROA mejor que tu competencia, entonces podrás atraer a más personas interesadas en trabajar contigo.

Esta comparación se realiza entre empresas que pertenezcan al mismo sector, porque la rentabilidad suele variar significativamente en función de la industria de actividad.