Sobre Pau
Pau Garcia-Mila es un empresario y comunicador nacido en Barcelona en 1987. Fundó su primera empresa a los 17 años, que fue posteriormente adquirida por Telefónica. Ha sido nombrado Innovador del Año en 2011 por la publicación del MIT TR-35, y es ganador del premio FPdGI Príncipe de Girona Empresa 2010.

Hoy en día, Pau coordina su trabajo en su última empresa, IdeaFoster, con la docencia en ESADE (donde es profesor del Master en Digital Business), y en IMD, donde es miembro externo del equipo investigador del centro de investigación VC2020.

23 Jul 2014

#AlFinDelMundo – DÍA 1

¡Estamos en marcha! Ayer hicimos el primer tramo, a la vez que me acostumbraba a la conducción eléctrica (y eficiente!!), y las primeras cargas. De momento, todo va como la seda.

Sobre la experiencia, la verdad es que al subirte por primera vez en un coche eléctrico hay dos cosas que te sorprenden: la obvia y la menos obvia. La obvia, claro, es que no hace ruído, que nunca sabes si está encendido o no hasta que aceleras un poco y notas que se mueve, ya que tampoco vibra absolutamente nada. Sensaciones de ineficencia (ruido, vibraciones…) a los que estamos tan acostumbrados con los coches de toda la vida que al subirnos que no los tiene hace que nos sintamos extraños los primeros dos minutos. Es una sensación que, de ir sobre una carretera recién asfaltada y totalmente plana, sin baches (como casi todas las de España, vaya…) te hace pensar que vas flotando.

La segunda, menos obvia, aparece en tu cabeza solamente cuando ya llevas un rato conduciendo. Y es el darte cuenta que te estás transportando, por ti mismo, en un coche… sin ser esclavo del petróleo. Oyes los pájaros y les miras pensando: ¡Hoy soy un poco menos responsable de tu muerte! mientras imaginas un jurado americano soltando ese “not guilty” sobre la muerte del pájaro, y eso te hace sentir feliz.

En resumen, el primer día de viaje en la pequeña ZOE (pequeña, pequeña, pero hemos metido 4 personas muy felizmente) me ha servido para darme cuenta que efectivamente podemos llegar a Finisterre, al lado de los peregrinos, y consumiendo el mismo petróleo que ellos, pero con un poco más de comodidad. No sé lo que me voy a encontrar, pero me he jugado algo bastante caro con Andreu a que llego.

Y soy de apostar poco… todavía menos de perder las apuestas.

Leer resumen del DÍA 1.
Leer resumen del DÍA 2.
Leer resumen del DÍA 3.
Leer resumen del DÍA 4.
Leer resumen del DÍA 5.
Leer resumen del DÍA 6.
Leer resumen del DÍA 7.
Leer resumen del DÍA 8.
Leer resumen del DÍA 9.
Leer resumen del DÍA 10.
Leer resumen del DÍA 11.
Leer resumen del DÍA 12.
Leer resumen del DÍA 13.
Leer resumen de la llegada
¿Te gustó esta entrada?
Compártela