Sobre Pau
Pau Garcia-Mila es un emprendedor en serie nacido en Barcelona en 1987. Fundó su primera empresa a los 17 años, que fue posteriormente adquirida por Telefónica. Ha sido nombrado Innovador del Año en 2011 por la publicación del MIT TR-35, y es ganador del premio FPdGI Princesa de Girona.

Hoy en día, Pau desarrolla su trabajo en su última empresa, Ideafoster, que en 2018 fue adquirida por Canvia, empresa del grupo Advent International.

En paralelo, coordina conferencias sobre Innovación, Éxito y Fracaso con la docencia en ESADE (donde es profesor del Master en Digital Business).

29 Oct 2012

Esos juegos míticos

Este fin de semana he tenido un deja-vu gigante (¡gigante!) al volver a jugar vía web a dos juegos que me ocuparon horas y horas cuando era pequeño: al clásiquíssimo Super Mario Bros (que se puede jugar aquí) y al no-menos-grande Sonic the Hedgehog (que se puede jugar aquí). Jugando, jugando, he llegado a dos conclusiones:

La primera, y la que más rábia me da, que he vuelto a atascarme exactamente en el mismo punto del juego en el que me atasqué unas cien veces de pequeño. Y es curioso porque pasados algunos niveles, sabía exactamente qué vendría después, cosa que ni de lejos me esperaba, ya que hacía por lo menos doce años que no tocaba ese juego. En cambio, el movimiento era casi automático. ¡Friki! diréis. Quizás… quizás.

La seguda es más profunda: Debo haber jugado a muchos juegos más contemporáneos pero seguro que no sabría encontrar sus cosas escondidas si me lo volvieran a poner delante ahora mismo, a pesar de hacer mucho menos tiempo desde que jugué por última vez que a los clásicos de cuando era pequeño. Y esto me lleva a preguntarme… ¿qué juego recordarán al detalle los niños de hoy dentro de quince años? Mi conclusión es que ese juego, sea cual sea, se parecerá más a Angry Birds (que por cierto, también lo encontré aquí) que no a cosas más elaboradas y caras de realizar como muchos de los juegos que parecen sacados de Hollywood que aparecen cada año.

Y tu, ¿a qué juego te viciase cuando eras pequeño y recordarías al detalle si lo vieras hoy?

¿Te gustó esta entrada?
Compártela