Sobre Pau
Pau Garcia-Mila es un empresario y comunicador nacido en Barcelona en 1987. Fundó su primera empresa a los 17 años, que fue posteriormente adquirida por Telefónica. Ha sido nombrado Innovador del Año en 2011 por la publicación del MIT TR-35, y es ganador del premio FPdGI Príncipe de Girona Empresa 2010.

Hoy en día, Pau coordina su trabajo en su última empresa, IdeaFoster, con la docencia en ESADE (donde es profesor del Master en Digital Business), y en IMD, donde es miembro externo del equipo investigador del centro de investigación VC2020.

11 Feb 2015

El orden

Si de una cosa me he dado cuenta a lo largo del tiempo, y más desde que empecé como autónomo a montar mis propios proyectos, es que el orden tiene un papel fundamental en el éxito y/o fracaso de los mismos. Parecerá claro, fácil y obvio, pero la realidad nos enseña que muchas veces hace falta chocar de cara contra la pared para darse cuenta de que el anden 9 y 3/4 de Harry Potter, sí, el que se puede traspasar de forma mágica, no existe en la realidad.

Recuerdo los primeros tiempos, cuando empezamos, en que todo se hacía como se podía. Muchos conceptos nuevos, empezar a facturar (¿facturar? ¿qué es eso?) y tratar de tenerlo todo al día. Si en una casa esto ya es una aventura, en un un proyecto recién creado es todavía peor. Ser un hombre orquesta está bien, pero la verdad es que enseguida nos dimos cuenta de que no podíamos. Y entonces llegaron los momentos de pánico de los que he sacado algunas conclusiones interesantes, que quisiera compartir hoy aquí.

En primer lugar, uno debe aceptar que no se sabe de todo y que es mejor rodearte de alguien que sepa más. Llamémosle gestor. Nos ahorrará problemas, dolores de cabeza y hasta problemas legales, (la agencia tributaria no entiende demasiado sobre emprendedores).

Además, debemos comprar una carpeta. ¿Una carpeta? Sí. Siempre es mejor guardar tickets, facturas, etc… en condiciones, mejor que en bolsas donde se mezclan arrugados con grasas y otras cosas. Pasan tres meses y cuando tenemos que abrir la bolsa y ordenar los tickets… no es algo agradable. Ni para nosotros, ni para el gestor, que se acordará de nuestras madres al hacerlo.

Creces y te das cuenta de que las cosas te superan. Y uno de los ámbitos donde lo ves son los correos electrónicos. Llegan, llegan y no das abasto. Lo que puede parecer que hace gracia enseguida se convierte en un problema que requiere, otra vez, orden. Si alguien me pregunta cómo lo hago aún hoy le diré que no lo tengo claro, y saldrá seguro gente que dirá que no les respondí un correo. ¡Lo siento! Pero lo que intento hacer es, principalmente, reservarme tiempo para poder estar al día y tratar de tener la bandeja de entrada lo más vacía posible. Además, juego con filtros y etiquetas que hacen que directamente se clasifiquen algunos correos, haciendo la priorización más fácil. Todo esto lo combino con la acción inmediata: correo ultra urgente en el móvil: se responde. Correo que no importa, publicidad o spam: se elimina.

El orden, a pesar de todo, va más allá y llega a la vida en sí. Trabajar es imprescindible, dejarse la piel también, pero esto no debe hacerse a cambio de la vida en sí. Acordarse de comer, de dormir, de hablar con gente, de salir con los amigos, de ver a la familia, son cosas importantes que entran dentro de esta planificación de la que hablo. Orden, al final, es una palabra que define el todo en un emprendedor. Cuesta, yo mismo he tardado tiempo, pero cada vez veo más claro que sin él, y siempre dentro de mi caos, no sería nada.

piladeticketssinordenarquehacenqueelgestorsecagueentumadre

¿Te gustó esta entrada?
Compártela