Sobre Pau
Pau Garcia-Mila es un empresario y comunicador nacido en Barcelona en 1987. Fundó su primera empresa a los 17 años, que fue posteriormente adquirida por Telefónica. Ha sido nombrado Innovador del Año en 2011 por la publicación del MIT TR-35, y es ganador del premio FPdGI Príncipe de Girona Empresa 2010.

Hoy en día, Pau coordina su trabajo en su última empresa, IdeaFoster, con la docencia en ESADE (donde es profesor del Master en Digital Business), y en IMD, donde es miembro externo del equipo investigador del centro de investigación VC2020.

16 Jun 2015

Aprender jugando

El mundo tecnológico no dejará de sorprenderme nunca. Y quisiera hablar de… Uber. No, no tocaré la polémica que ha rodeado la app en nuestro país, sino que os contaré una nueva iniciativa que han empezado en San Francisco y que creo puede cambiar como entendemos muchas cosas. Resulta que ahora los conductores que trabajan o quieren trabajar con Uber en San Francisco se pueden descargar un juego que les enseña como conducir con los pasajeros de forma eficiente. Las mejores rutas, qué les pueden contar, etc… Vaya, una auténtica selección de personal jugando. El sueño húmedo de todo director de Recursos Humanos.

Llamada UberDRIVE, y la en la app/juego, el usuario tiene como objetivo ganar tantos puntos como sea posible por recoger a los pasajeros y transportarlos. Cuantos más puntos, mejores coches y más zonas de la ciudad a las que se pueden acceder. Dicen desde Uber que UberDRIVE ha sido diseñado como un recurso divertido para que sus conductores mejoren sus habilidades de navegación y para que, a la vez, los conductores potenciales experimenten de primera mano lo que se siente al conducir con Uber, ya que si se completa el juego de forma satisfactoria se pueden acceder a enlaces para inscribirse y comenzar el proceso de selección (¿he dicho ya que es el sueño húmedo de todo director de Recursos Humanos?).

Veo UberDRIVE y recuerdo cuando era pequeño y llegaba la época de los exámenes. Y lo veo lejos, y anticuado. La gamificación, que es como se llama a esto de convertir algo “serio” en un juego, o añadir técnicas de juegos a apps que no loson, está ganando protagonismo y creo que lo hará más en los próximos meses y años. Admitámoslo: a todos nos gusta más probar un juego para mejorar nuestra conducción o para que una empresa se fije en nuestros conocimientos que hacer un examen. Las habilidades, y es algo que defiendo de hace mucho, no creo que se demuestren en un momento de tensión. Si nuestra sociedad se ha acostumbrado a jugar, ¿por qué no aprovecharlo?

Lo que hay, y no lo negaremos, es miedo. Miedo a que las máquinas tomen protagonismo. Pero si nos fijamos hay campos en los que el juego ya hace tiempo que está en primera línea. Los pilotos entrenan con simuladores y, ¿que tiene de distinto un simulador a un videojuego? Lo que debemos hacer es dejarnos llevar, jugar y pasarlo bien. Si lo pasamos bien, aprenderemos y mejoraremos. Y de hecho, la idea de aprender divirtiéndonos es una de los argumentos base que tuvimos a la hora de diseñar los cursos de Leaders University.

uber_drive_blog_header

¿Te gustó esta entrada?
Compártela